Altruismo – Fundación Vicktor Flagënhein

Más Allá de Nosotros Mismos

La Smart Money Corporation es una institución financiera cuyo principal objetivo son los beneficios, propios y de sus socios. Sin embargo, creemos, practicamos e incentivamos comportamientos y actitudes que marquen la diferencia en la vida de los demás. Tomamos prestado el término acuñado por el filósofo Auguste Comte, y llamamos a este conjunto de comportamientos y actitudes de ALTRUISMO.

Más que Filantropía, definida como la donación de recursos a los extremadamente necesitados, el Altruismo incluye gestos y acciones que benefician a cualquier individuo o grupo más allá de uno mismo.

La Ciencia Del Altruismo

El científico británico Charles Darwin llegó a ser conocido en todo el mundo por su trabajo “El origen de las especies” en el que explica cómo los individuos compiten entre sí en busca de propagar sus propios genes y como los más adaptados acaban imponiéndose y perpetuando su descendencia. Sin embargo, una parte del rompecabezas evolutivo era nebulosa. Darwin luchó para explicar por qué algunos animales fueron capaces de sacrificarse o tener una pérdida momentánea por el bien del otro.

Un científico estadounidense y profesor de la Universidad de Harvard, Edward Wilson, propuso un complemento a la teoría de Darwin en su obra: “La conquista social de la Tierra.” Para Wilson la Selección Natural se lleva a cabo en varios niveles, no sólo en el individual. Cuando analizamos los animales en grupos, encontramos que los grupos sociales donde están presentes la cooperación y el altruismo tienen muchas más probabilidades de sobrevivir y perpetuarse genéticamente que los grupos individualistas.

En la neurociencia varios investigadores tratan de trazar los mecanismos cerebrales activados cuando se es generoso. En un estudio publicado en la prestigiosa revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS) el neurocientífico Moll J. y sus colaboradores demostraron, por medio de pruebas de resonancia magnética funcional, que al practicarse actos altruistas ​​se activan, en el cerebro, las mismas áreas relacionadas con la recompensa, especialmente el sistema dopaminérgico mesolímbico. En otras palabras, el acto de ayudar a los demás a menudo es tan agradable como la obtención de un regalo o una recompensa económica.

La SMC y Los Otros

Como somos amantes del conocimiento, no podemos negar las evidencias científicas sobre los beneficios del Altruismo. Por lo tanto, incorporamos el Altruismo como uno de nuestros valores. Dedicamos el 5% (cinco por ciento) del total de nuestra facturación a financiar obras y proyectos en beneficio de la vida de otros a través de la Fundación Vicktor Flagënhein.

La mayor parte de nuestras acciones se lleva a cabo a través de instituciones estructuradas en las áreas de educación, sanidad y lucha contra el hambre. Otra parte se invierte en lo que llamamos Altruismo Aleatorio.

El Altruismo Aleatorio consiste en generar un impacto positivo único, inusual e inesperado en la vida de las personas que consideramos merecedoras. Se crea en la vida de los contemplados una experiencia única de asombro y satisfacción que se traduce en un brillo especial en la mirada.

Podemos, por ejemplo, antes de un servicio al cliente ejemplar, dar una propina de $ 10.000,00 (diez mil dólares) a un camarero que considere merecedor. Hacer que una empleada doméstica realice el sueño de tener su propia casa, al comprarle una hermosa casa. O, inclusive, pagarle el tratamiento del cáncer a la hija de un taxista que acabamos de conocer.

Otra característica de nuestro Altruismo Aleatorio es que primero ayudamos y damos apoyo a nuestras personas cercanas y, a partir de ahí, ampliamos nuestro radio de ayuda. De acuerdo a nuestros principios, creemos más coherente ayudar primero a nuestros familiares, amigos y vecinos para, a continuación, dedicar recursos para resolver los problemas en países más lejanos.

Algunas de las instituciones que la Fundación Vicktor Flagënhein apoya: